®Este cielo tiene guardianes, espero que ME RESPETES y NO COPIES.. Con la tecnología de Blogger.

sábado, 9 de febrero de 2013

Atisbo de felicidad


Tras el duro esfuerzo de subir la larga colina respira hondo, observando el mundo a sus pies. Sus brazos se extienden para hacer más exagerado el acto de inspirar, llena sus pulmones y retiene el aire en estos. Acto seguido deja caer su cuerpo hacia atrás tumbándose en la hierba, dejando que el aire azote su cuerpo.  E inmediatamente cierra sus ojos, notando como todo avanza menos ella y sus pensamientos. Como si estuvieran congelados, sin saber el por qué de ello.
Y allí, tras una fina cortinita en su interior encuentra a una pequeña niña de aspecto frágil abrazándose a sus piernas, como si se escondiera de algo, algo que la ha dañado profundamente. No quiere volver a pasar por esos sentimientos que la han hecho sufrir tanto. Indaga más, se fija en la pequeña criatura de piel blanca manchada por magulladuras y arañazos, frutos de todos los berrinches que la Portadora ha sufrido, todas esas noches en vela, esas emociones tan trágicas que se ha tragado en su interior. Todo eso lo ha sufrido aquella pequeña niña, atada por los pies con unas cadenas de hierro, oxidadas.
La chica mira inconscientemente hacia su mano y es cuando se da cuenta de que tiene en esta una llave. Clava su mirada de nuevo en la criatura allí sentada. Y por una fuerza que ella desconoce pero siente en su interior avanza hasta Ella, se arrodilla y abre las cadenas de sus pies. Por un instante ve en esos ojos llorosos y ojerosos un atisbo de felicidad, de esperanzas para seguir afrontando los retos de la vida.
La chica abre los ojos, volviendo a la realidad, a la cima de la colina. El sol la ciega pero es un sol interno que se ha dejado ver en ella. Es cuando se da cuenta que tras los errores cometidos nunca el esfuerzo es en vano; que si caes siempre habrá un cabo al cual aferrarte, un cabo lleno de ilusión y de sonrisas para encararse ante todo aquello que intente traicionarte y verte atado de pies y manos.
Todos tenemos nuestra llave en algún rincón del inmenso mundo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Guaapaa eres y que artee tiieenes hijaa,teequiieeeeeroooooooo<3

El Príncipe Alquimista dijo...

Todos tenemos, al final, una llave que debemos buscar por nuestra cuenta y dentro de nosotros mismos.
Me ha encantado la metáfora de la niña magullada y encadenada, transmite el sentimiento a la perfección :) Precioso, como todo lo que escribes.

Aracceli. dijo...

Muchas gracias, de verdad <3

Anónimo dijo...

Muy bonitoo amor!! Me ha encantadoo!! teamoo
marinexu!

Emilio Rodríguez dijo...

Qué bueno es leer cosas así, felicitaciones. No sé, es fresco y simple, en el mejor de los sentidos. Escribís con mucha humanidad, me gustó mucho! :)

Lady Sparksfly. dijo...

Me sentí muy identificada con ésta entrada. Es preciosa, y espero algún día conseguir esa llave que desencadene más sonrisas verdaderasque falsas.