®Este cielo tiene guardianes, espero que ME RESPETES y NO COPIES.. Con la tecnología de Blogger.

martes, 20 de noviembre de 2012

Agujeros de bala que hacen sonreír.


En estos momentos mi mirada se centra en el techo blanquecino de mi habitación y comienzo a divagar viendo a través de este, dejándome llevar por mis pensamientos. ¿Por qué a mí?Pero aunque esa herida siga abierta doliendo de forma constante no derramo ni una lágrima más, ya no vale la pena ni merece mis llantos de madrugada que hacían que despertase con los ojos rojos e hinchados. No más
Notar esa punzada en el pecho, esa herida que aunque ya no borbotee sangre, duele; me hace recordar que la razón del disparo que la creó sigue presente en mí para, al parecer, no irse nunca o al menos en un período de tiempo largo e indefinido. 

Poco a poco después de todo este tiempo he aprendido a que las punzadas me hagan sonreír, acordarme de que caí a lo más hondo del subsuelo, pero cogiendo fuerzas de ni donde yo sabía que tenía comencé a subir del pozo que parecía no tener fondo pero que acabó teniéndolo. Un fondo muy doloroso, eso sí. Y aunque aún solo vea un leve destello de luz sé, que algún día, esa luz acabará cegándome.
Entonces sonreiré al agujero de bala en mi pecho que palpita, felicitándome por superarme a mí misma y a mis miedos más hirientes. 


®Cceli.




2 comentarios:

El Príncipe Alquimista dijo...

Une vez escribí: "Lloro, pero hallo la felicidad en saber que aún me quedan lágrimas y que sigo vivo. Las heridas palpitan y el dolor me recuerda cómo los días continúan y traen nuevas sonrisas"

El texto es genial, me encanta y por favor nunca lo dejes. Vales para esto <3

*Plumas metálicas desde mi Isla olvidada*

Aracceli. dijo...

Adsjhfhdj
jo, gracias de verdad, me alegra ver que aún algunas personas aprecian mis textos ^ ^ <33

*Besos de algodón de azucar*